Image

VISAS DE INVERSIÓN, E2 Y EB5

Adquirir la visa de inversionista en Estados Unidos es algo que muchos empresarios de México y del resto de Latinoamérica desean debido a las ventajas implicadas, como la obtención de servicios educativos y salud de calidad para las familias de quienes realizan la inversión, la obtención de ganancias considerables en comparación con su país de procedencia, entre otras. Sin embargo, implica un proceso bastante complejo que no todos los inversionistas comprenden adecuadamente debido a las cuestiones administrativas y legales implicadas. Por ello, lo recomendable es recibir la ayuda de expertos en el tema.

Quienes estén interesados en adquirir una visa de inversionista en Estados Unidos para operar y establecerse de manera permanente o indefinida, deben conocer de antemano las opciones que el gobierno ofrece.

Image

Visa E2

Para aquellos inversionistas de origen mexicano o latinoamericano que desean realizar inversiones en negocios dentro del territorio estadounidense, la visa E2 puede ser la mejor opción. ¿En qué consiste y qué particularidades presenta en comparación a las demás opciones? Para empezar, podemos mencionar que con esta visa los inversionistas junto con sus cónyuges e hijos (menores de 21años) pueden mudarse a los Estados Unidos.

¿Cúales son los requisitos paa la Visa E2?

El principal requisito para solicitar esta visa, es que los inversionistas procedan de un país que tenga un acuerdo comercial con el gobierno estadounidense; como México que tiene actualmente el tratado T-MEC, también la mayoría de los países sudamericanos (a excepción de Brasil y Venezuela).

Otro requisito importante, es tener un negocio "Activo", es decir, que tengan riesgo y se mantenga en constante movimiento y generando empleos.

Beneficios de la Visa E2

Las visas E2 ofrecen muchos beneficios para los inversionistas, por ejemplo, se aprueban de manera rápida (de seis a siete meses aproximadamente) y no se encuentran sujetas a limitaciones anuales. Además, le permite a quienes deciden invertir en el país vecino trabajar y vivir de manera legal en tierras norteamericanas (con un negocio propio o una franquicia) manera indefinida, siempre y cuando se mantenga en operaciones. También, es posible que la familia de los inversionistas disponga de los servicios públicos y privados estadounidenses que son reconocidos por ser de la más alta calidad.

Son notables las ventajas implicadas en la visa E2, sin embargo, es importante señalar que esta no abre el camino hacia la obtención de la Green Card, es decir no ofrece la posibilidad de que los inversionistas adquieran la ciudadanía estadounidense. Además, es necesaria una inversión sustancial que posibilita el desarrollo íntegro del negocio en el que se desea participar.

Visa EB5

La segunda opción de inversión en Estados Unidos que puede solicitar es el programa EB5 de residencia permanente y ciudadanía. Este tipo de programa es considerada por muchos como un boleto dorado debido a que pone a los inversionistas de México y Latinoamérica en el camino hacia la obtención de la ciudadanía estadounidense. Sin embargo, para su adquisición es necesaria una inversión alta que va desde los $900,000 hasta $1,800,000 dólares. Además, tiene que generar al menos diez empleos ya sea para ciudadanos estadounidenses o extranjeros residentes o con autorización para laborar en Estados Unidos.

Beneficios de la Visa EB5

Con respecto a las ventajas que ofrece el programa EB5 la más notable es la obtención del estatuto de residente permanente y condicional tanto para el inversionista como para su cónyuge y sus hijos. El programa EB5 es el único en materia migratoria que no pone restricciones educativas y lingüísticas por lo que no es de extrañar que sea uno de los más populares.

Para solicitar esta visa es necesario un proceso largo en la que puede aprobarse de 8 a 24 meses en función de las particularidades del caso. Cabe mencionar que, tras haber pasado un lustro de haber adquirido la residencia, es posible que los inversionistas soliciten la Green Card para obtener de manera definitiva la ciudadanía norteamericana.